top of page

Disaster Recovery Plan (DRP) ¿Qué es y para qué sirve?

El DRP (Disaster Recovery Plan), es un plan que permite a las empresas recuperarse de situaciones que puedan afectar su operatividad.

En la actualidad, la tecnología juega un papel fundamental en la mayoría de las empresas. La cantidad de información que se maneja es cada vez mayor y, por tanto, se hace imprescindible contar con planes de contingencia que permitan asegurar la integridad y disponibilidad de la información en caso de algún incidente o desastre natural. En este blog, hablaremos acerca de los aspectos fundamentales que deben considerarse en un DRP.


Un plan de recuperación de desastres (DRP, por sus siglas en inglés) es un conjunto de procedimientos y estrategias que una empresa debe seguir para recuperar su infraestructura y sistemas críticos en caso de interrupciones inesperadas en los servicios de TI. Estos desastres pueden ser causados por diversos factores, como errores humanos, fallas de hardware o software, ataques cibernéticos, desastres naturales, entre otros.

Un DRP es una parte vital de la estrategia de continuidad del negocio, ya que ayuda a minimizar el tiempo de inactividad y a garantizar que la empresa pueda recuperarse rápidamente en caso de un evento catastrófico. Además, un DRP bien diseñado también puede ayudar a reducir el riesgo de pérdida de datos y a mantener la integridad de los sistemas y la información de la empresa.

En el caso de las tecnologías como AWS, Microsoft Azure, Veeam y VMware, estas ofrecen diversas soluciones para ayudar en la creación de planes de recuperación de desastres (DRP) efectivos y eficientes. Por ejemplo, AWS ofrece servicios como Amazon S3 Glacier, que proporciona un almacenamiento de copia de seguridad de bajo costo y duradero para datos a largo plazo, y Amazon Elastic Block Store, que proporciona almacenamiento de bloques persistente y de alto rendimiento para instancias de Amazon EC2.

Microsoft Azure, por su parte, cuenta con Azure Site Recovery, que proporciona recuperación de desastres y continuidad del negocio en caso de interrupciones en la nube o en las instalaciones. Veeam y VMware también ofrecen soluciones para la recuperación de desastres, como Veeam Availability Suite y VMware Site Recovery Manager, que ayudan a proteger y restaurar datos críticos en caso de una interrupción.

En resumen, un DRP es un aspecto crítico de la estrategia de continuidad del negocio y debe tenerse en cuenta al diseñar y planificar la infraestructura de TI de una empresa. Las tecnologías como AWS, Microsoft Azure, Veeam y VMware ofrecen soluciones que pueden ayudar en la creación de planes de recuperación de desastres efectivos y eficientes.


En Latinoamérica, la adopción de planes de recuperación de desastres (DRP) es un tema que está ganando cada vez más importancia en las empresas. Según una encuesta realizada por la consultora IDC, en el año 2020, el 41% de las empresas en Latinoamérica tenía un plan de recuperación de desastres en marcha, un aumento significativo en comparación con el 28% registrado en el año 2018. Además, la misma encuesta reveló que el 59% de las empresas latinoamericanas sin un plan de recuperación de desastres planeaba implementarlo en el futuro cercano.

Es importante mencionar que, aunque el tema de la recuperación de desastres está ganando terreno en Latinoamérica, aún existe una brecha importante en la implementación de estas soluciones en comparación con los países más desarrollados. Es por ello que cada vez más empresas en la región están buscando adoptar estas soluciones para proteger sus datos y sistemas críticos en caso de un desastre.


Algunos de los aspectos más importantes que se deben considerar en la elaboración de un DRP son:

  1. Identificación de riesgos: es importante realizar una evaluación de riesgos para identificar las posibles amenazas a las que se puede enfrentar la organización. De esta forma, se pueden establecer las medidas necesarias para minimizar su impacto en el caso de que se materialicen.

  2. Planificación de recuperación: se debe contar con un plan detallado que permita la recuperación de los sistemas y datos críticos de la organización en caso de un desastre. Este plan debe incluir los procedimientos necesarios, la asignación de responsabilidades y la definición de los plazos para la recuperación.

  3. Backups y replicación: la realización de copias de seguridad periódicas y la replicación de los datos en sitios externos pueden ser una medida efectiva para la protección de la información crítica. Es importante que se establezcan las políticas y procedimientos necesarios para asegurar que los backups y replicaciones sean confiables y efectivos.

  4. Pruebas y mantenimiento: el DRP debe ser probado periódicamente para asegurarse de que está actualizado y funcionando correctamente. También se deben realizar pruebas de recuperación para comprobar que los procedimientos establecidos son efectivos y se puede recuperar la información crítica en caso de un desastre.

  5. Capacitación y concientización: se deben capacitar a los empleados para que sepan cómo actuar en caso de un desastre y estén familiarizados con los procedimientos del DRP. También es importante crear una cultura de concientización sobre la importancia de la protección de la información crítica y los posibles riesgos a los que se enfrenta la organización.


Estos son solo algunos de los aspectos importantes que se deben considerar en la elaboración de un DRP, y cada organización puede tener necesidades y requerimientos específicos que deban ser considerados en su plan.


Beneficios y riesgos de no tener un DRP bien establecido:

- Beneficios:

  1. Continuidad del negocio: Un DRP bien definido garantiza que la empresa pueda continuar con sus operaciones críticas en caso de una interrupción importante, minimizando los tiempos de inactividad y evitando la pérdida de datos valiosos.

  2. Reducción de costos: Un DRP puede reducir los costos asociados con las interrupciones del sistema, incluyendo la pérdida de productividad, la pérdida de ingresos y el costo de recuperación de datos.

  3. Mejora la reputación de la empresa: En caso de una interrupción, un DRP bien establecido puede ayudar a minimizar los efectos negativos en la reputación de la empresa, demostrando a los clientes y a los accionistas que la empresa está preparada para enfrentar los desafíos.

- Riesgos:

  1. Pérdida de datos críticos: Si no se cuenta con un DRP adecuado, los datos críticos de la empresa pueden estar en riesgo de pérdida, lo que puede tener graves consecuencias para la empresa.

  2. Aumento del tiempo de inactividad: La falta de un DRP puede aumentar significativamente el tiempo de inactividad en caso de una interrupción, lo que puede tener un impacto negativo en las operaciones de la empresa y la satisfacción del cliente.

  3. Incumplimiento de regulaciones: Si la empresa no cuenta con un DRP adecuado, puede incumplir regulaciones importantes que requieren que se tomen medidas para proteger los datos y garantizar la continuidad del negocio. Esto puede resultar en multas y sanciones financieras significativas.

Es importante tener en cuenta que estos beneficios y riesgos pueden variar dependiendo de la industria, el tamaño de la empresa y los requisitos específicos del negocio.


Ejemplos para ilustrar la importancia de tener un DRP:

  • Ejemplo 1: Imagina que una empresa de comercio electrónico experimenta una interrupción del servicio durante varias horas debido a un fallo en su infraestructura. Durante ese tiempo, la empresa no puede procesar pedidos ni aceptar pagos en línea, lo que resulta en una pérdida significativa de ventas y clientes insatisfechos. Si la empresa hubiera tenido un DRP adecuado, habría podido recuperarse rápidamente de la interrupción, minimizando el impacto en sus ingresos y reputación.

  • Ejemplo 2: Una empresa de servicios financieros sufre un ataque de ransomware que afecta a sus sistemas y datos críticos. La empresa no tiene un DRP en su lugar, lo que significa que no tiene un plan claro para la recuperación de datos y sistemas. Como resultado, la empresa experimenta una interrupción prolongada del servicio y la pérdida de datos críticos, lo que resulta en una pérdida significativa de ingresos y clientes. Si la empresa hubiera tenido un DRP adecuado, habría podido recuperarse rápidamente del ataque, minimizando el impacto en su negocio y clientes.

En ambos ejemplos, se puede ver cómo la falta de un DRP adecuado puede tener consecuencias graves para una empresa. Tener un plan claro y efectivo para la recuperación de desastres puede ayudar a minimizar el impacto de interrupciones y ataques en los negocios y clientes.


Si está interesado en obtener más información sobre seguridad de la información y la continuidad del negocio, contáctanos y consulta con nuestros expertos.

Contamos con partner autorizados como AWS | MICROSOFT | VMWARE | VEEAM | DELLEMC | TENABLE | SOPHOS | CISCO | MERAKI | HPE | EXAGRID | NAKIVO | Distribuidor o proveedor ofreciendo servicios como consultoría, asesoría, soporte en tecnologías de la información, etc.

188 visualizaciones0 comentarios

Comments


LOGOTIPO BLANCO - HORIZONTAL.png
bottom of page